Posteado por: Gayskeptic | agosto 31, 2009

Perfume a Teorema de Gauss

Sweet_CharityLa defnición de la palabra mediocre nos convierte automàticamente a la mayoría de nosotros en justamente eso. No todos pueden ser Stephen Hawking, Isaac Newton, Max Planck o Albert Einstein.

Emocionalmente se da exactamente la misma circunstancia. La mayoría somos vulnerables en uno o más aspectos emocionales. Antes que cualquiero otra cosa, ansiamos ser aceptados. Por nuestra familia, luego en la escuela y luego en la chamba.

La novela El Perfume de Patrick Suskind a menudo es confundida como la historía de un asesino en serie obsesionado por el olor de sus víctimas. Pero el verdadero tema de fondo de la novela es justamente la aceptación. Suskind hierve la aceptación hasta reducirla al aspecto meramente fisiológico. El jurado aún delibera si efectivamente somos susceptibles a las ferhormonas o si de hecho las producimos con la intención de hacernos atractivos ante el sexo opuesto (o el que nos guste) y ante la sociedad en general.

Lo que es definitivamente cierto es que buscamos activamente la aceptación de los demás y en última instancia la aceptación de esa otra persona especial para uno o la admiración pública. Algunas veces vamos a extremos irracionales, como lo hace el personaje principal de El Perfume. Pero la mayoría nos conformamos con medidas irracionales moderadas.

Uno espera la aceptación final y cuando llega produce una sensación de satisfacción parecida a la euforia. El reconocimiento profesional ciertamente es muy codiciado. En los 80´s un dúo de artistas Belgas con el nom de guerre “Millie Vanillie” obtuvo varios premios incluso un Grammy, todo basado en la falacia de que ellos realmente eran los que cantaban en su álbum. Todo se les derrumbó poco después cuando uno de los músicos de estudio de la banda no aguantó (la tentación) y en su propia búsqueda de aceptación traicionò a la pareja, relatando con lujo de detalles cómo es que se habían grabado los vocales de Millie Vanillie.

La aceptaciòn interpersonal es una fuerza aùn mayor. Buscar que otra persona en especìfico nos acepte nos lleva a extremos furiosos que a su vez nos conducen fàcil y muy eficientemente a la ceguera evidencial. Asì el señor Lundquist se enamora de Charity Hope Valentine en el musical Sweet Charity. A pesar de que Charity trabaja como bailarina en un salòn de baile (fichera para que entiendan) Lunquist se enamora perdidamente y trata de ignorar ese hecho y al ignorarlo comete el error que los arrastra al triste final de la obra.

Toda esa diatriba termina irrevocablemente en el Teorema de Gauss y que por el hecho de ser criaturas de inteligencia promedio caemos en el terreno de lo mediocre. Intelectual y emocionalmente regresamos a la lìnea base que nos atrae como el fuerte imàn que le da concistencia al grueso de la humanidad.

Isaac Newton cuantificò la gravedad y dedujo empìricamente las tres leyes de la mecànica que hoy llevan su nombre, sin embargo su temperamento rezongòn lo condenò al celibato. Einstein dedujo la naruraleza geomètrica de la gravedad, sin embargo su vida emocional lo llevò en una deriva inexorable a regalar el monto de su premio Nobel a su ex-esposa (quien ràpidamente lo perdìo en un par de malos tratos de bienes raìces) y a enamorarse de su propia prima.

Es un ejercicio interesante de Schadenfreude cuando uno ve que las mejores mentes que ha generado la humanidad son emocionalmente no sòlo vulnerables, sino endebles. Y asì las cosas, todos quedamos dentro de la premisa del Teorema de Gauss los que no lo estàn intelectualmente, lo estamos muy seguramente del lado emocional.

Y si… Realmente alivia aceptar la realidad de las cosas. Por cierto… ¿Alguien se acuerda de primera mano del nombre de la esposa de Einstein o el de su prima?

Anuncios

Responses

  1. Me podrias a ayudar en mi blog por favor. Estoy muy enredado. Gracias.

    • Heinneken… Perdón que conteste hasta hoy, pero ya loe stoy haciendo… Absolutamente… Claro que te ayudaré en la medida de mis posibilidades que por lo que puedes ver, no son muchas!!

      A tus órdenes!!

  2. Resulta interesante el Post, solo paso a comentar que he observado que cuando se habla de esas mentes grandiosas en ocasiones suele elevarse demasiado la importancia de los problemas emocionales, por la simple y sencilla razón de que son personajes conocidos.

    Pero quien no le haya resultado antojable una prima, es porque no ha tenido primas atractivas, lo suficientemente bellas, o bien el que no haya hecho alguna estupidez a causa de alguien del sexo opuesto, o considerado el celibato que lance la primera piedra.

    No creo que necesariamente vayan de la mano, considere usted el caso Bach, tuvo multiples chamacos y se esmeró por enseñarles música a muchos de ellos, sin contar a sus múltiples alumnos, claro esta sin dejar de escribir un par de obras a la semana y sus proyectos alternos como el arte de la fuga, ¿no representa eso acaso un ejemplo equilibrio en cuanto a productividad, tanto familiar como intelectual y artística a la vez?

    Un saludo, no sé como llegué hasta acá pero vengo de yr.

    • Rich… perdón que hasta ahora conteste, pero realmente no le he puesto mucha atención al blog. Bach es un caso bien interesante. Con 25 hijos resultantes de ese matrimonio alguno tendría que salir más o menos aceptable.

      Si bien es cierto que “a la prima se le arrima”, también es cierto que la fosa genética sufre y he leído por ahi que aunque el detrimento en el sistema inmunológico es marginal en el caso del apareamiento entre primos del primer grado, como es el caso de Bach y el de Einstein, éste existe y va aumentando conforme la distancia en el árbol genealógico se estrecha.

      Por lo demás el punto del post en cuestión no es tanto dar validez a la “intrigante” teoría de la “inteligencia” emocional, que de por si es un término oximorónico.

      Una persona con una inteligencia elevada generalmente es víctima del aislamiento por parte de sus compañeros sociales (por llamarlo de alguna manera), quienes lo ven como un bicho raro. La falta del roce social desemboca en problemas emocionales que generalmente no son superados nunca.

      or supuesto el peor problema… es que nadie nos entiende!!! 😉

      Saludos!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: