Posteado por: Gayskeptic | julio 14, 2009

Un Brochazo de Creacionismo

John T Scope.. El del juicio de los changos (c. 1925)

John T Scope.. El del juicio de los changos (c. 1925)

El Obispo de Usher, no el actual, sino uno hace muchos años, torturado por el voto de celibato y sin poder hacer nada divertido al respecto decidió darse a la increiblemente tediosa tarea de leer la Biblia al revés y, tomando nota del tiempo de vida de los patriarcas mencionados en ella determinar el momento exacto de la creación.

Varios años después llegó a la sorprendente conclusión de que el mundo había sido creado el 23 de octubre de 4004 A.C. a las 9 de la mañana, sin mencionar el meridiano específico.

Nunca nadie verificó las cuentas y “cálculos” de Usher, principalmente porque el tamaño de la talacha era ridículo y porque sospecho yo, que el celibato se puede mitigar mediante otras terapias más recreativas.

La cifra de 6,000 años como la supuesta edad de la Tierra se convirtió en canon y su validez nunca fue sujeta a discusión. Esto es hasta el siglo XIX en el que la ciencia empezaba a encontrar evidencia de que la Tierra era sensiblemente más vieja que eso.

En la actualidad, nadie con una educación superior a la secundaria tiene duda de que la Tierra tiene casi 4,500 millones de años de antigüedad y difícilmente pudo haberse “creado” en 6 días. 

La lección obvia es que la Biblia no es un curso de geología con fábulas insertadas para agregar dinámica a la narrativa. La otra lección obvia es que el celibato prolongado fastidia el cerebro.

Lo que nos lleva al estado actual de las cosas. El celibato prolongado y la represión sexual siguen fastidiando la mente igual con resultados muy parecidos a los de Usher. Charles Darwin, por otro lado, intuyó un proceso subyacente que explica la biodiversidad del planeta. Ese proceso es conocido como evolución y para que se dé al grado de comlpejidad que observamos en la actualidad, requiere de millones de años. Muchos más que los que Usher le calculó a nuestro planeta.

Tal yuxtaposición de puntos de vista tenía que terminar en una confrontación. La evolución a lo menos, pone en duda la relevancia de la hipótesis de Dios como única explicación del mundo y el Universo. El juicio Scopes vs. la Junta de Educación representó el pináculo de esta confrontación, cuando un maestro rural en Tennessee (John Scopes) fue llevado a juicio por enseñar la teoría de la evolución a sus pupilos. A final de cuentas Scopes perdió el juicio porque la ley en Tennessee prohibía explícitamente enseñar cualquier cosa opuesta a la creación divina de la Tierra. A Scopes se le ordenó pagar una multa de $100.00 Dlls. Pero el juicio y sus consecuencias viven hasta la fecha con nosotros.

En pocos lugares, realmente muy pocos, la evolución es tan atacada como en los Estados Unidos. Los grupos religiosos de extrema derecha son los principalmente interesados, por razones políticas y de proselitismo. Sus esfuerzos han sido tan efectivos que en estados como Kansas, Pennsylvania y Texas han insertado lenguaje en los estándares de ciencia que obliga a los maestros a enseñar las “fortalezas y las debilidades” de la evolución. Todo esto fue en crescendo hasta que en 2005 sucedió el juicio de Dover, PA.

Pero ese ya es otro cuento…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: